Buscar este blog

25 oct. 2013

Breaking Malo.

 
Busquemos en la memoria, acaso cuando eras pequeño y te contaron que a la madre de Bambi se la cargaron unos cazadores , honestamente ¿no pensaste que si tú hubieras sido ese frágil cervatillo al crecer no hubieras dejado títere con cabeza hasta dar con aquellos garrulos ?. Y es que en aquel 1923 quizás no estaba muy bien visto eso de la violencia y tomarse la justicia por la mano.
 
Asistimos a un panorama actual , a escenarios casi diría neomaltusianos, cuyo cambio de paradigma, ante las injusticias sociales tejidas por gobiernos corruptos a uno le dejan con poca alternativa, ya  que como bien sentenció hace unos días Jorge Arzuaga: «Era o huelga de hambre o violencia, y elegí la huelga».
 
Luego está el ego señores, ese monstruo insaciable que con tal de no pasar hambre es capaz de forzarnos a hacer lo que sea. Un ejemplo impecable es la magistral serie de TV "Breaking Bad". En ella Walter White , un mediocre y aparentemente pusilánime profesor de química termina convirtiéndose a lo largo de 5 temporadas , y con la siempre excusa de conseguir dinero para su familia antes de que un cáncer le fulmine, en el "cocinero" más grande de la historia de la metanfetamina /blue meth. Lo mejor de esta historia, es que de algún inquietante modo su creador Vince Gilligan logra que el espectador empatice ( y se ría  frecuente y siniestramente a carcajadas) con su protagonista en cada aséptico asesinato, mentira calculada, vileza infame y torpeza que comete.

Ir por la calle andando y creerte Walter White.

2 comentarios:

  1. Desgraciadamente en muchas ocasiones aparecen los de los derechos inhumanos, intentando enseñar al débil lo dura e injusta que es la vida!!!. Ruth

    ResponderEliminar
  2. y es cuando paradójicamente uno decide volverse bueno ...

    ResponderEliminar

Te escucho: