Buscar este blog

19 ene. 2014

Parad@s, miedo a la libertad.


Cuando Gregor Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto. Estaba tumbado sobre su espalda dura, y en forma de caparazón y, al levantar un poco la cabeza, veía un vientre abombado, parduzco, dividido por partes duras en forma de arco, sobre cuya protuberancia apenas podía mantenerse el cobertor, a punto ya de resbalar al suelo.

Ya lo explicaba minuciosamente Kafka en su "Metamorfosis", con esa oscuridad tan propia, esa punzante agonía pero también con un humor velado casi insultante al dolor del protagonista, que entre el estoicismo, la resignación y el instinto de superviviencia afronta su súbito cambio, una debacle personal según se mire.

Hay gente a la que le gusta ver deportes en la TV, a mí me gusta ir con la mayor de las frecuencias posibles a charlas, a seminarios, a conferencias, a simposium y si los ponentes son Think Tanks mejor que mejor. Cifras, estadísticas, investigaciones concluidas. Recuerdo precisamente en una masterclass acerca del nuevo contexto global, esa frase que hoy casi un año después ha sido el catalizador para la entrada de hoy: "El mundo va bien , lo que pasa es que en España no tanto". Actualmente en España tenemos una tasa de desempleo en la población inferior al 30%, o lo que viene a ser lo mismo, del veintitantos por ciento. Devastadora para los menores de 25 y no tanto para los más veteranos. Como siempre acostumbro a decir: think global , act local. ¿Qué ocurre con  las tasas de desempleo   del resto del primer/tercer mundo? 

Hablemos de lo que sucede aquí, España primer mundo, nunca será la gloriosa Canadá,  no nos corresponde despuntar vestidos en lentejuelas con una economía emergente como cualquiera de los BRIC´s y por fortuna hace tiempo que la media de la población no se ve expuesta a hambrunas o procesos de alfabetización. Cada país tiene su drama y su idiosincrasia, y quizás la nuestra no estaba preparada para el súbito cambio , como tampoco lo estaba Gregor Samsa.

No pretendo hacer un análisis social , mucho menos económico, lo que me interesa son las personas, aportar algo más que positivo. Cómo se vive sin trabajo, con trabajo no remunerado, con trabajo digno, con trabajo indigno, de cómo la crisis ha sacado lo mejor o lo peor de cada uno  de nosotros. Et voilá 4 claves para la receta del mejor de los pasteles en época de desempleo: vencer el miedo a la libertad.



1. Focus. En tu búsqueda de nuevos horizontes centra todas tus energías e inspiración en una sola dirección. Diversificar puede conducirte a frustraciones o stress. Si quieres convertirte en carpintero, para de echar curriculums "por si acaso" para ofertas de babysitter.

2. Disciplina. Que sino militar casi ha de serlo. Nuestra salud mental requiere de hábitos, deja el caos para los bares. Por ejemplo levántate temprano, arréglate aunque sea para estar en casa, mantén vivos todos tus contactos, haz más deporte, alterna en la medida de tus posibilidades (intenta evitar la tacañería) asimila conceptos nuevos a diario.

3. Noria, eso es lo que es la vida, unas veces se está arriba, otras se está abajo, pero el ciclo sigue. El mundo gira y gira, no hay nada eterno ni nada que no tenga solución (salvo la muerte). No lo olvides en los momentos flojos.

4. Relativiza. Nada es lo que parece, ¿y qué?. Saca el mayor partido de tu actual situación, no dejes de crecer pero sobre todo no te amilanes. Supuestos amigos que no mueven un mísero dedo por tí mientras desconocidos se convierten en socios profesionales y amigos, tiempo libre para que una maternidad sea vivida en inesperada serenidad,  nuevos talentos que nunca sospechaste poseer y que te hacen sentir más vivo que nunca antes.

Como colofón a la receta , rematamos con 4 testimonios, nos gustan los cameos, ¡oh yes! ¿Podrías ser tú ?¿Cómo te sientes?

- SRA MIA WALLACE: ¿Y TÚ QUÉ MIRAS?

Bueno, 
Yo lo vivo, lo disfruto y lo sufro casi a partes iguales. 
Si no hay agobio económico, el paro te permite, temporalmente, "bajarte" del mundo, recuperar el placer de las pequeñas cosas, hacer todo despacio, sin prisas...tardar una hora y media en arreglarte, desayunar en pijama mientras lees las noticias, echarte la siesta y un largo etc,  . 
Pero es un arma de doble filo si no se controla, como el estudiar a distancia lo es para los indisciplinados, puede hacerte caer en la pereza, pereza real, y este pecado capital es como un pozo del que hay que cuidarse, por eso es importante mantener un horario, una rutina, levantarse temprano, no permitir que ningún día te sorprenda sin haberte quitado el pijama, no entrar en el complejo de parado ni dejar que otros, por tener trabajo, te miren por encima del hombro con mezcla de pena y chulería, porque la sociedad se empieza a dividir en la casta de los con trabajo y la casta de los parados, una especie de lumpen, de apestados, que parece que lo son porque lo han buscado, que parece que no trabajan porque no quieren y que buscan la salida de un laberinto del que es casi imposible salir. 


- MARX LÓPEZ: LA CULPA FUE DEL CHA CHA CHÁ.

Mis ideas políticas son mas bien de izquierdas, y uno se entristece cuando el paro salvaje en un país como este anula a la clase trabajadora. El camino que nos están imponiendo es de retroceso acelerado y lejos de tener ideas de linchamiento, los españoles posiblemente demos el poder a los mismos otra vez en las próximas elecciones.
La clase trabajadora parece que ha perdido la fuerza de cambio y ya no puede prescindir de sus amos, corremos asustados a pedirles que nos salven de la mierda que ellos mismos nos han servido.


- RARA AVIS: SHOW MUST GO ON.


El paro para los artistas es una rara avis. Tan apreciado o más que hacer temporada en el CDN (centro dramático nacional para los profanos) donde posiblemente haya tenido que trabajar, no una sino muchas veces para poder cobrarlo. Aquí un actor que cobra o ha cobrado el paro es admirado y envidiado por sus colegas, admirado de gozar de dicho "privilegio" y envidiado por todo lo que ha trabajado (trabajos de los buenos, de los que te dan de alta desde que empiezas hasta que terminas) para conseguirlo.
En otros países de Europa existe un paro específico para artistas, conocedores de que la situación de contratación no es la misma que en regímenes generales... Aquí esperamos que se pongan a servir copas en los bares, mientras ensayan por tres meses una obra. Para (muchos) de los que contratan y para (muchos) del los  que los ven, un actor o un bailarín solo trabaja cuando esta encima de un escenario... Hay muchas horas detrás, muchos días, meses... Que en muchísimos casos no están cotizados ni remunerados.
El paro para los artistas es una rara avis... La jubilación para los artistas es una quimera (:sueño o creación imaginaria que se toma como real, siendo ilusoria, vana y casi imposible de conseguir)

- SR. BRICK: BURBUJAS.

Hablar así del desempleo en España, de forma tan genérica no es un tema fácil.Habría que analizar muchas aristas y no resulta fácil. Como españolito eSpatriado , me ha tocado y ¡de que manera!
Hay una cosa clara, la gran masa de desempleados en, éste, nuestro país, viene principalmente del sector de la construcción. Sí sí, los que yo llamo obreretes con BMW (en en un lenguaje, más de la callé "Bemeta"). Aquellos pisitofílicos que eran tratados como dones cuando iban a la caja de ahorros de su pueblo a pedir una hipoteca que incluyera el famoso bemeta, el viaje a Punta Cana y ya que estamos de la operación de aumento de pecho de Jeny.
Esta gente, hoy en día desempleada y con una situación personal terrible, son los que engrosan, en su mayoría, la listas del famoso INEM. Por desgracia, una gran masa se salieron del sistema escolar a edad temprana, para poder disfrutar de las ventajas y bondades de una hipoteca nominada en Yenes , y ahora se encuentran que lo único que saben hacer es, eso, poner ladrillos.
¿Tienen la culpa ellos? Sí y no. ¿Vivieron por encima de sus posibilidades? Si y no.Desde luego, las posibilidades estaban ahí y si bien ellos fueron ingenuos creyendo que esta situación se mantendría de por vida, el gobierno español alentó, de forma totalmente premeditada, una situación que ni mucho menos era real.
La papeleta es fina. ¿Qué hacemos para que aquellos que se fueron del sistema escolar con 15 años ahora, tenga una mínima cualificación profesional, para poder buscar trabajo? ¿Qué hacemos con los mayores de 50 años? ¿Qué hacemos con las futuras generaciones? Y también importante... ¿De dónde vamos a sacar los empleos? una gran parte del PIB español en época pisitofilica provenía de la construcción, quitando ese trozo de la tarta y viendo que nuestro sector industrial es bastante débil (Por obra y gracia de la UE), o España se reinventa o vamos a vivir con una tasa de paro elevada de aquí, como mínimo, a 20 años.
Y podría seguir, pero tampoco quiero hacer perder la paciencia de la dueña de este Blog ni aburrir a sus lectores.


3 comentarios:

  1. Conozco muy bien las ventajas de la disciplina y la aplico incluso durante mi tiempo libre, aunque sea sólo para descansar repanchinga'o en el sofá como uno se debe repanchingar. Por eso, creo que desde hace un par de años he encontrado la solución perfecta para combinar lo bueno del trabajo y lo bueno del estar parado. Se trata sencillamente de trabajar MENOS DE CINCO DIAS A LA SEMANA y vivir en concordancia con el suelo correspondiente. Es como aumentar tu fin de semana.

    Trabajo 3 días a la semana porque creo que con menos días se me olvidaría lo que estoy haciendo de un día de trabajo para otro (y además no me llegaría el sueldo ni pa' pipas). Con el resto del tiempo escribo en los blogs de mis amigas... jejeje... No, en serio; gracias a esos dos días extra cocino más en casa, aprendo chino, ensayo y actúo en un grupo de teatro, escribo monólogos, colaboro con un centro de investigación preparando nuevos proyectos, colaboro con una empresa de comunicación de la ciencia...

    Si consigues aprovechar las ventajas de la disciplina, el tiempo en el que no estás trabajando es mucho más valioso que el dinero que te darían por trabajar durante ese tiempo. Sea lo que sea el dinero que te den, y sea lo que sea el trabajo que hagas.

    Sinolegala

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sinolegala no solo por tu aportación sino por dar ejemplo de lo que es un "profesional liberal". Sin lugar a dudas aprender a VIVIR disciplinadamente , sin avaricias y con coherencia, es un arte que no todo el mundo conoce o se atreve a hacer.

      Eliminar
  2. Estimado Sr. Brick, desconozco sus cualificaciones, trabajo, estatus y edad, pero leyendo sus comentarios llenos de tópicos más falsos que verdaderos, y carentes de rigor, le imagino jubilado de sus quehaceres como funcionario de un pueblo de Castilla, viendo obras paradas y jugando a la brisca martes y jueves, porque me resulta imposible imaginarme que una persona leída de menos 50 años pueda aún hoy, después de la friolera de 6 años de crisis, hablar así.
    La que escribe viene de la construcción, es ingeniero, tiene varios master (y nos del universo), idiomas y mucha experiencia no sólo en construcción, que también. Ya tengo alguno más de 30, no soy una niña de 16 que dejó sus estudios en la ESO para ganar dinero y comprarme un coche tuneado. Si lo hubiera hecho, ahora tendría, 20, 22 años, quizá´23, lo que sin duda me daría margen de edad suficiente para retomar los estudios, bien con un ciclo formativo o bien hacia una carrera universitaria que, salvo gracias a un padrino rico, sin duda me llevaría a un exilio obligado.
    Claro que había jóvenes que dejaban de estudiar para ponerse a trabajar, pero menos de lo que gente ajena al sector piensa, muchísimos menos, y pocos más de los que lo han hecho toda la vida.
    Los trabajadores de la construcción somos, hemos sido mejor dicho, como los de cualquier otro sector, hemos ganado lo que en cualquier otro sector, porque a un ladrillero que trabajaba de 8 a 18:00 horas, y los sábado por la mañana, poniendo ladrillo en un andamio, en invierno y en verano, NADIE le ha regalado nada que no haya sudado. Es más, poco se ha ganado para lo que ayuntamientos, bancos, directivos, políticos, empresarios, especuladores...se han embolsado en sus cuentas suizas. No se deje engañar, que el dinero no los tenemos nosotros, la crisis no la hemos provocado los trabajadores y no, no hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, somos hemos jugado al maldito juego capitalista especulativo que alguien se ha inventado y en el que, cualquier persona con trabajo, que viva en una casa y tenga un movil, o un ordenador, o un coche, juega.
    Ahora hay un ERE de Coca cola España; se dice que en Cocacola se ganaba mucho, que se vivía muy bien, que padres metían a hijos al acabar la enseñanza obligatoria para tener un buen trabajo de esos que parecían para siempre. Se dice, se dice...que más da lo que se diga, que más da lo que ganaran, que más da si han estudiado o no, el resultado es el mismo y los trabajadores NO son culpables.

    Querida Mantisnumero5, interesantes colaboradores, aunque rigurosos, no demasiado.

    ResponderEliminar

Te escucho: