Buscar este blog

26 ene. 2014

Gratis.

Madrid, Villa y Corte. Una gran ciudad grande. El lugar en el que como las cucarachas de Cucaraerosol nací, crecí y... sigo creciendo. Pasear henchida de engreimiento castizo por esa vibrante Gran Vía que nunca duerme, los pájaros urbanos que anuncian romanticamente la caída de las tardes de estío , la esencia del casco antiguo asociada a un inconfudible olor a malta y vermouth de grifo,  la cuestionable certeza de que cada cara es nueva,  tantas noches, tantos días, tanta chulería.
Soy de esas madrileñas fanáticas que no acepta críticas de un "no madrileño" a su ciudad, soy de esas intransigentes que me río de las comparaciones, soy de esas a las que Madrid no defrauda, soy de esas que me paso los atascos por la puerta de Alcalá, soy de esas que sin entrar en odios pero sí rutinas vivo la relación sentimental con mi ciudad  a lo living apart together .

En Madrid precisamente ha tenido lugar estos días FITUR, la mítica feria internacional del turismo anual a la que los que hemos sido desde benjamines agasajados en épocas de vacas gordas por montañas obscenas de souvenirs exóticos y exquisitas degustaciones gastronómicas, le guardamos un lugar a la cita en nuestra agenda siempre que es posible.
Resulta que en el stand de la Comunitat Valenciana ( todo sea dicho de paso, el mejor a mi gusto, con un más que generoso catering de productos regionales y una lograda estética de pabellones mediterráneos, techos blancos que parecían espuma de mar, mesas que parecían pedacitos de mar.) 

... concretamente en el mostrador dedicado a la promoción turística de la ciudad de Gandía ,aparecieron en un momento dado un par de azafatas con curvas, embutidas en un provocativo mono de cuero rojo ... se hicieron unas fotos... prensa ... redes sociales ... habladurías...intrigas políticas de tercera... y ¡ala! 
Que si Gandía tiene como embajadoras a chonys (claro que las siliconadas de Marbella no cuentan, los borrachos de Mallorca tampoco, los adictos al MDMA de Ibiza tampoco, los fumetas de Almería tampoco ), que si el alcalde pepero ha consentido eso (marketing señores, se llama marketing)  y vende la región como un burdel, que si nadie sabe de donde han salido esas chicas , que si la imagen del turismo español levantino es un low cost sin freno.
Pero vamos a ver ... ¿a estas alturas del juego en las que hartos estamos de ver desnudos, de que en la TV la máxima audiencia le corresponda a programas que rozan la pornografía intelectual, de saber que las laureadas mujeres de futbolistas y demás famosillos pudientes son en su mayoría Afroditas que de profesión tienen la más antigua del mundo...se ocupan titulares hablando de esto?
No seamos ridículos, no vayamos de mojigatos, aprendamos a leer entre líneas.

El "cría fama y échate a dormir" de toda la vida cobra todo su sentido, porque la fama tiene un precio.

Todo esto me hizo pensar en el verdadero valor de las cosas, en el precio que estamos dispuestos a pagar por ellas, en el aprecio o desprecio de lo gratis. De fama y otros 3 menesteres:

- ESTAR EN FORMA física y mental: el tiempo es oro.
Luchar contra la ingrata naturaleza y jugar a ser Newton en nuestros experimentos con la gravedad. Mantenernos lúcidos, despiertos, ágiles mentalmente, actualizados de los conflictos de nuestro entorno y más allá. Tener siempre el registro discursivo acorde a las circunstancias. Ser la mejor versión de tí mismo. Son horas, son días, son un estilo de vida

- RELACIONES AFECTIVAS:  esforzarse no cuesta tanto.
Tanto para trabar una amistad , una relación profesional, como un romance, es necesario un buen juego de seducción inicial pero más lo es el ser capaz de mantener vivo el vínculo , ¿cómo? : nutriéndolo. Cansada estoy de oír gratuitamente eso de "amiga cuanto te quiero", me quieres tanto que vivimos en la misma ciudad y nos tomamos un café una vez cada dos años. 
En lo que a romances se refiere, es como el conflicto de las imitaciones chinas. Pongamos que un Rolex de imitación cueste en la tienda de los chinos más tecnócratas de tu barrio unos 10 euros y el original en la tienda Rolex unos 1000 euros. Ambos relojes a simple vista lucen idénticos, tan solo un experto relojero , un profesional entregado podría detectar fácilmente la falsificación...abriendo su caja , mirando dentro de él. ¿Eres de los que escogen su compañía conforme a cuanto más barato te cueste "hacerla tuya"? 

- LOS VALORES: algo innegociable.
"La distinción. Criterio y bases sociales del gusto" es un ladrillaco del sociólogo francés Pierre Bordieu en el que como su título indica , con un cierto aire neomarxista expone dentro y fuera de la estandarizada clase burguesa mil y una particiones en la determinación de la adquisición del buen gusto; factores sociales, educacionales y económicos.

Filosofía pura y dura, como es la filosofía la que desde tiempos inmemoriales creó conceptos como la ética, la moral, la culpa, la religión, la verdad, el autodominio, la compasión, la integridad etc etc . Los valores son como el bizcocho, la base de cada individuo a la cual uno le añade una cobertura de nata, o merenge, o chocolate, en función de la cual el resultado final son pasteles diferentes, como lo somos las personas. Los valores son tu código de conducta, y no se venden.


Les meilleures choses dans la vie sont gratuites. Les autres bonnes choses sont très chères.
Coco Chanel










5 comentarios:

  1. Los valores son tu código de conducta, y no se venden.

    En esta España nuestra los hemos vendido, hipotecado y hasta los hemos sacado a bolsa para ver quien los compra al mejor postor:

    Soy de la generación donde una amistad significaba mucho más que un whats app, Soy de la generación de lo "no primarkiano", de el vestir tenia un valor, soy de la generación donde el comer " eat" y no del "feed".

    En definitiva, hemos querído democratizar el volar, irse de vacaciones, el llevar prada y channel, tirando nuestros valores más humanos más puros y a la vez más distinguidos, al retrete.

    Bien logrado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias lacasito por tu stricto sensu, porque opinar es gratis, pero opinar con criterio vale su peso en oro.

      Eliminar
  2. Como aquella pintada "Cuanto más inteligente es tu teléfono, más idiota te vuelves tú", algo me dice, que el equilibrio entre la mens sana y el corpore sano es muy difícil de mantener. Patrick no es un ejemplo paradigmático de nada, pero bajando un poco más a tierra, se pueden encontrar casos mucho más cercanos y reales de que ese equilibrio es algo que se rompe, y en muchos casos, por el centro. Lo más habitual son los seres que ni cuidan su mens ni cuidan su corpore... Y algo parecido sucede con la "clase", estoy de acuerdo contigo. Te recomiendo "La gran belleza" o, sin ir al cine, observar a directores de Banco o presidentes de equipos de fútbol, en donde se demuestra que el buen gusto, como la cultura, no es algo que se pueda comprar ni se adquiera de manera atávica... Es algo que se adquiere mediante el esfuerzo y un poco de disciplina, sin llegar a la neurosis, claro...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una imagen vale más que mil palabras, como casi lo ha hecho el trailer de "La gran belleza" que acabo de visionar, seducida e hipnotitazada como siempre por tu buen gusto Dubslav. Por cierto ten cuidado, porque gente como Patrick Bateman-paradigma-de-todo se cargaba a veces...a gente como tú. Gracias por tu aportación

      Eliminar
  3. De nuevo, ¿por donde empezar?
    El Rolex del chino se rompe a los 10 días de uso..puedes seguir usándolo, fingir sorprendido que "ohh se gastó la pila" cada vez que alguien lo ve y exige que responda a su cometido, pero el resultado es que luce pero no sirve, y buen día el chapado dorado se va y ni siquiera sirve. Has pasado tu vida con algo que no te servía por dentro, que terminó sin servir por fuera...
    Este es el pan nuestro de cada día, con un bolso Carolina Herrera, una amiga, un novio, una amante, un marido...queremos que sean lo que son y que sirvan al menos de fachada, aunque a nosotros no nos sirvan.
    ¿O se creen los habitantes de Gandía que les va a ser más provechoso fingir lo que no son en invierno para poder lucrarse de lo que son en verano?

    ResponderEliminar

Te escucho: